Isagenix apuesta plenamente por el cambio saludable. Por ello, dada la gran amenaza que supone la contaminación causada por los plásticos para nuestra salud, nuestros ecosistemas y las especies marinas, nos hemos propuesto el enorme objetivo de hacer envases que no generen residuos de aquí a 2028, lo cual significa que todo será reciclable, servirá para abono o se podrá utilizar de nuevo.

Sabemos que es una tarea gigantesca, pero es muy importante para nosotros y ya hemos hecho grandes avances. La última novedad es nuestras “almohadas de aire” que se utilizan en cada envío para proteger tus productos. Ahora se fabrican con un mínimo del 50% de material reciclado – algunos están hechos hasta el 100% de material reciclado – y son 100% reciclables. También son sumamente ligeros, por lo que nuestro consumo de combustible disminuye durante el transporte, ¡lo cual reduce nuestro impacto medioambiental! Además, son más flexibles y, por lo tanto, se pueden llenar con más aire, lo cual protegerá tus productos de una manera más eficaz.

Las almohadas de aire no son lo único que hemos cambiado en nuestros envases.  ¡Hemos modificado las cajas reciclables en las que se envían los productos! Ahora muestran nuestra visión de cambio saludable y declaración de principios, para que todo el mundo en la comunidad conozca IsaLife.

Nuestra meta siguiente es fabricar cada botella y cada bote con 100% de plástico reciclado postconsumo (PCR, por sus siglas en inglés), garantizando así que nuestros botes no se fabricarán con plástico nuevo y contribuyendo con ello a cerrar el círculo en el ciclo de los residuos plásticos.