Scott Cook

Hasta el 2012 gozaba de buena salud, jugaba al fútbol y competía en triatlones sprint. Pero después de retirarme en el 2012, con dos hijos, un trabajo de dirección en una oficina y malos hábitos alimenticios, empecé a engordar. Entré en un ciclo vicioso: aunque me sentía mal por mi aumento de peso, cada vez comía más comida basura. Al final llegué a los 103 kg. Estaba desesperado, frustrado y lo peor de todo era que lo pagaba con mi familia. Mis hijos me llamaban Sr. Gruñón y Sr. Enfadado. Me prometí a mí mismo estar más sano y ser más feliz para poder disfrutar de mis hijos, y esta es la razón principal por la que empecé a usar Isagenix.

En los primeros 30 días perdí 8 kg, empecé a jugar de nuevo al fútbol sala ¡y dejé de ser el padre enojado o gruñón! Hace unos días, me fui de vacaciones con mi familia, estaba corriendo y nadando con mis hijos y ¡ni siquiera me cansé! En total perdí 19 kg y casi 8% de grasa corporal, ¡pasé de la talla XL a la M en camisetas, y de 38 de cintura a 33! ¡Ahora estoy deseoso de comenzar mi segundo reto IsaBody Challenge® para poder tonificarme y mejorar mi estado físico! Vamos a por todas, me encantan los productos.

María de las Nieves Serrano Hera

En 2017 tuve una lesión grave que me impidió entrenar, pero antes había estado haciendo deporte durante cuatro años. Fue muy frustrante porque perdí mi nivel de forma física y engordé, y cuando me recuperé y comencé a entrenar de nuevo, ya no estaba al mismo nivel que antes de la lesión. Me puse a dieta varias veces, pero acabé perdiendo músculo y me sentía con muy poca energía, ¡nada funcionaba! Después de ver los resultados de otra mamá y comprobar la energía que tenía, decidí probar Isagenix. Estaba totalmente decidida a cambiar y los resultados me sorprendieron no solo a mí, sino también a mi marido y a mi familia. He perdido peso, tengo más energía, tengo ganas de hacer cosas, ¡y estoy más contenta y sana que nunca!

Rob Koning

¿Por qué comencé con Isagenix? Mi hijo fue a un evento de Isagenix y me llamó inmediatamente porque pensó que yo tenía que participar. Tengo 67 años, peso 97,5 kilos y solía comer verduras nunca, es decir, llevaba un estilo de vida muy poco saludable y no recomendable. Solía sentirme apático y cansado, pero en poco tiempo me sentí más enérgico y, después de unas semanas, el resultado ya era muy visible. Después de 16 semanas casi he logrado mis objetivos. ¡Ahora peso 82,8 kilos! Esto me ha permitido tener un nuevo estilo de vida. Ahora como de manera diferente y más saludable y ya nunca volveré a ser como antes. Por supuesto, todavía puedo comerme un caramelo, una galleta o salir a cenar, ¡pero ya he encontrado el equilibrio! Me siento bien cuando dicen que están orgullosos de mí.

Lisa van den Heuvel

Antes del desafío, estaba cansada, con sobrepeso, tenía el estómago hinchado y la piel estropeada. En resumen, no era feliz. Pero cuando fui a una fiesta de demostración del producto de Isagenix, pensé que no tenía nada que perder, ya no podía sentirme peor, y si no funcionaba, ¡me devolvían mi dinero! Noté la diferencia Inmediatamente al comenzar con IsaBody , tenía más energía, mi barriga había desapareció e incluso podía realizar ejercicios que antes me parecían un obstáculo. También empecé a asistir a eventos que hicieron que el «aspecto empresarial» de Isagenix me entusiasmara todavía más. Ahora tengo una opinión muy positiva sobre la compañía y así la comparto apasionadamente con amigos y familiares. Aún no he llegado hasta donde quiero, pero he recorrido un largo camino. Mi próximo objetivo es perder un poco más de peso y ponerme en forma, ¡y estoy segura de que puedo lograrlo gracias a Isagenix!